Capítulo 3. Cuzco

Nos levantamos temprano, Alfonso y yo buscamos una furgoenta para que nos lleve a Cuzco con los equipos, no hay acuerdo porque resulta muy caro, por la tarde vamos a varias agencias de coches de linea consiguiendo villetes y que nos transporten en el mismo autobus todo nuestros equipos. al día siguiente 29-05-83 tambien muy temprano, llevamos en varios viajes y en el furgon del Murciano (dueño del hotel donde habiamos estado) a la estación de autobuses, llagamos a las 10 h., el autobus tenía la salida a las 12 h. pero salimos tres horas más tarde (15 h.)

Partiamos en dirección Cuzco cuando nos encontramos a unos 30 km. las ruinas y restos de antigusas civilizaciones peruanas “LAS RUINAS DE PACHACAMAC”, nos parecio interesantisimo la visita de aquellos interesantes retos  incaicos, famosos entre las culturas pre-colombinas, pero decidimos tomar nota para su estudio en ocasiones posteriores; pasamos todo el tiempo en el coche, cruzando la cordillera andina y alcanzando hasta una altitud de 4.800 mts. sintiendo los efectos del Soroche (mal de altura), nuestr ruta no es la habitual del trayecto normal ya que tratamos de desviarnos de las zonas de influencia del Sendero Luminoso (Terroristas ). El conductor, de vez en cuando saca su cuerpo por la ventanilla para vigilar los equipajes que van en el techo exterior del coche, conduciendo el volante con los pies… Llegada la noche paramos en Abancay y multitud de niños nos ofrecen vendernos manzanas y mandarinas.

Llegamos a Cuzco a las 4 de la madrugada del día 31-05-83 y a las 6 h. ya habiamos transladado los equipos al hostal Familiar donde nos instalamos, mas tarde nos reunimos con el resto de la expedicion, Ramón, Juan Carlos (invitado por Alfonso a ultima hora a la expedición), mas  tarde llegaría Rubén, guia contratado por Alfonso para acompañarnos en la expedición, nos costará 700 dolares; por la tarde conocemos a Vichenso, un italiano que quiere venir con nosotros. se prepara el recorrido dividiendonos en dos grupos, el primero formado por Alfonso, María (su mujer), Ramón, Juan Carlos y Rubén que se trasladaran al río para preparar la balsa; el segundo grupo lo formamos Sergio, Miguel y yo, que teniamos la misión de ir a Tres Cruces para intentar filmar el amanecer, despues recorrer el río Vilcanota por el Valle Sagrado.

A las 5 h. de la madrugada surge el primer problema, Rubén dice no poder acompañarnos, nos quedabamos sin guia, no termina de dar motivos que lo justifique pero le convencemos para que, por lo menos, los lleve hasta Timpia (Lugar donde tenemos proyectado hacer la balsa). a las 6 h. llegó la furgoneta que los llevará, se cargan los equipajes y emprenden viaje.

2117 Visitas en total 6 Visitas de hoy
Comments are closed.