Introducción Largo Amazonas

 INTRODUCCION

 La proximidad a las fechas conmemorativas del V Centenario de la llegada de Colon a America, invitó a realizar un repaso sobre cuanto conocemos y/o aportamos a la realidad de los pueblos de América.
El interés que despertó este acontecimiento, abrió mil posibilidades para establecer un acercamiento efectivo y sincero con los países de influencia española y crear así mismo ambientes fraternales entre ambas culturas. Amazonas1 (165)La aportación que desde Cartagena expresamos en relación a tal hecho, quedó plasmada en la práctica con las expediciones englobadas bajo la denominación LARGO AMAZONAS, iniciadas en 1.983.
Entonces pretendíamos dejar constancia de que los mitos y leyendas, relatos de fantasía inexactos de cronistas improvisados y valerosos exploradores, han ido creando una leyenda negra, que ha sido aprovechada en numerosas ocasiones para desprestigiar la magna labor y la influencia de España en todo el continente americano.
Carabelas de ColonEntonces fué nuestro deseo colaborar con la Sociedad Estatal de Ejecución de Programas Conmemorativos del Descubrimiento de América (V Centenario), nombre que no gustó al pueblo americano por lo que posteriormente aconsejamos, debido a la importancia del evento, la nueva denominación “El Encuentro”, poniendo nuestra mejor intención constructiva para ampliar la investigación y conmemoración que iniciamos, a fin de aportar datos nuevos a la historiografía existente.
La expedición LARGO AMAZONAS cuenta, para nuestra satisfacción, con el hecho de haber batido el record mundial de navegación fluvial de 7.000 km.  en balsa, lo que demuestra taxativamente que el río Amazonas no es sólo el más caudaloso del mundo, sino también el más largo.
Nuestra experiencia tendría su prolongación con el descenso, tanto por el río Marañón, como por el Napo en sucesivas expediciones. Todo ello, más los conocimientos acumulados tras la expedición LARGO AMAZONAS, nos hizo sacar estas conclusiones.

PREAMBULO

  Todas las grandes empresas de la Humanidad han requerido de sus protagonistas audacia, valor físico, desprecio de la propia vida, disposición para el sacrificio y el sufrimiento, capacidad para superar y sobrevivir en las condiciones más adversas y fe en la propia misión. De todo ello dieron prueba más que sobrada los exploradores españoles en América, constituyendo la más amplia, grande y maravillosa hazaña del hombre en la Historia.

Amazonas1 (187)

  Desde que FRANCISCO DE ORELLANA descendiera por el río Napo y lo recorriera hasta su desembocadura en el Atlántico, entre los años 1.540 – 1.542 la cuenca de este gran río no había sido descubierta para Europa y fue este gran explorador el que da nombre de AMAZONAS al Rey de los Ríos. A Orellana le siguieron otros españoles, que con el mismo sentimiento descubridor arriesgaron el todo por el nada, Lope de Aguirre, Pedro de Ursúa, Pedro Texeira, etc… Después una lista de expediciones extranjeras alimentan el interés de la Historia, tales como, el misionero alemán Fritz (año 1.707), La Condamine (año 1.743), Spix y Martins (año 1.819-1.820) y un gran numero de investigadores, que llevados por el interés de lo nuevo continuaron explorando el río AMAZONAS. Desde entonces España limitaba su presencia en la Cuenca Amazónica al trabajo inagotable de los Misioneros religiosos, auténticos exploradores de la selva Sudamericana. En el año 1.935 la Marina de Guerra Española preparó con todo esmero una expedición para surcar el río Amazonas, entrando por la desembocadura que viera el Capitán Vicente Yáñez Pinzón (año 1.500) y remontándolo hasta que fuera posible. Para ello se construyó en Valencia un navio, El Ártabros, de características apropiadas para tal navegación, y equipado con los elementos más modernos de la época. Esta expedición no se llegó a realizar por la guerra civil española y después de ser utilizado este navío como barco oceanográfico, fue hundido a propósito en Málaga para que no cayera en manos de las fuerzas de ocupación.

 El río AMAZONAS es el más importante de los ríos de la Tierra por su caudal, considerándose el tercero por su longitud, aunque hay distintas opiniones de geógrafos y estudiosos, ya que la polémica de dónde está su lugar de nacimiento hace que las medidas de este río cambien a capricho del informador. De una forma lógica el nombre de Amazonas debiera dársele desde la confluencia con el río Napo, ya que fue la ruta de Orellana quien da el nombre al río.Amazonas mapa bis. (277) Ya el P. misionero Cristóbal Acuña en 1.641, así lo confirmaba. Sin embargo el P. Samuel Fritz uno de los mejores conocedores de la amazonía publica en 1.707 un importante mapa, dando por origen al río Marañón. Esta es la opinión que más se generalizó y que aún perdura en la mayor parte de los libros de geografía. Pese a estos importantes estudios, en Brasil, sólo reconocen como nombre del Amazonas desde la confluencia con el río Negro. Otros investigadores consideran que la cuenca del río Ucayali merece ser medida como longitud de este río, pudiendo sumar aún la de! Urubamba y Vilcanota. Con lo que el río Amazonas pasará a ser no solamente el más caudaloso sino también el más largo del mundo.
Este punto fue decisivo para la preparación de nuestra expedición, recorreríamos la mayor distancia fluvial jamás efectuada en balsa de troncos de árboñes, viviríamos día a día y paso a paso una distancia record en el mundo, demostrando que puede considerarse como lugar de nacimiento del río Amazonas la cuenca del río Vilcanota o Huilcamayo, como así lo denominaban los incas del departamento del Cuzco en los Andes peruanos. A esta expedición la denominaríamos “LARGO AMAZONAS“.

PREPARATIVOS

   Auspiciados por el Ayuntamiento de Cartagena, Comunidad Autónoma de Murcia, Sociedad Estatal de ejecución de Programas Conmemorativos del V Centenario del Descubrimiento de America, Centro de Iniciativas y Turismo, Centro Excursionista de Cartagena, etc. Comenzamos a trabajar en los preparativos que habríamos de necesitar, documentos, permisos y autorizaciones, equipos y personas, destacando las Embajadas de Perú y Brasil en España, FOPTUR (Fondo de Promoción del Turismo) de Perú, Embajadas de España en Perú y Brasil, así como las autoridades politicas y civiles de la ribera del gran rio, siendo de vital importancia las Misiones Religiosas españolas Dominicas, Jesuitas, Franciscanas Amazónicas….

Las Comunidades nativas serán, por nuestra parte, siempre de total curiosidad, interes y estudio durante el descenso del rio. Marcas comerciales como MotorMaso (Evinrude), Massana (Ropa deportiva) Agfa Gevaert (fotos) y otras, hacen que el grupo humano trabaje sin descanso, preparando todo aquello que considerabamos necesario para el desarrollo de la Expedición: embarcación neumática, cámaras de fotos y filmación, comunicaciones de radio, tiendas de campaña, material sanitario, etc…
Después de ocho meses de trabajo, la expedición, formada en un principio por cinco hombres y una mujer estaba dispuesta para realizar la gesta.
Las necesidades económicas hacen estragos, nuestro presupuesto auténticamente recortado, primer inconveniente a sortear. Seis personas con 600 kilos de carga salen a finales de Mayo de 1.983, con la siguiente ruta: Cartagena – Luxemburgo – Lima. Una vez en Perú, tendremos que cruzar la formidable cordillera Andina, un autobús y tres días ininterrumpidos fueron suficientes para instalar nuestro centro de operaciones en Cuzco, en donde se nos unirian al grupo: Juán Valdivia (antropólogo peruano), Juan Carlos (improvisado cartagenero invitado por Alfonso) y Vichenso (joven italiano entusiasta de nuestro proyecto). Seis personas se dirigirían a Timpía (Alto Urubamba) para preparar la balsa, embarcación que nos servirá para el descenso del gran Río; los tres restantes teníamos como misión buscar el primitivo nacimiento del río Vilcanota, recorrer su cuenca y ascender a Tres Cruces, en donde teníamos que fotografiar y filmar el acontecimiento del mejor y mas fantástico amanecer del mundo: un espectáculo fascinante con la visión de varios soles en el amanecer, debido a la descomposición de la luz.Amazonas1 (167)
A 3.400 mts. de altura al pié del Apukañahuai, frontera de la puna andina con la ceja de selva de Kosnipata; llamas, Vicuñas y Alpacas fueron nuestros compañeros solitarios que desafiaban nuestra presencia con sus desconfiadas y arrogantes miradas. El Cóndor, rey de aquellas alturas, dueño y señor del cielo andino, no despreciaba la curiosidad y parecía observar a los intrusos. Tres largos y fríos días esperando esos tres amaneceres, observados por muy pocos privilegiados, seria el presupuesto de nuestro tiempo. Nuestras cámaras dispuestas para captar los efectos luminosos que se producen, cuando la humedad de la selva es atravesada por los rayos de luz, permanecían inquietas y deseosas de plasmar aquel acontecimiento.

4809 Visitas en total 6 Visitas de hoy
No comments yet.

Deja un comentario